Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

No consigo clasificar el adiós anunciado de Quevedo, que ha dado como excusa para apartarse de la música que no es una máquina. ¿Es un meme, una broma, una campaña de marketing? Entendemos que el cantante canario, de 22 años de edad, habrá quedado exhausto tras una carrera musical que ha durado… poco más de tres años.

No es la única estrella que en los últimos tiempos ha sorprendido a sus seguidores al tomarse un retiro momentáneo o definitivo. Hemos visto a futbolistas rechazar ir al Mundial por cansancio, tenistas en lo más alto de la ATP que han dejado la raqueta por fobia a hablar con los medios, políticos mesiánicos que saltan del barco al menor contratiempo, y otros casos más dramáticos como cantantes y actores que se suicidan en el clímax de sus carreras… Si a los jóvenes de antes nos enseñaban a no desmoronarnos ante el fracaso, urge aleccionar a los jóvenes de ahora a no derrumbarse ante el éxito.

Al final resulta que todo lo que nos agota y nos deprime a los ciudadanos de a pie, aquello que nos debilita y empequeñece (la hipoteca, las dificultades para llegar a final de mes, las facturas impagadas, la falta de reconocimiento profesional), es un salvoconducto necesario, un ancla a la dura realidad que nos obliga a luchar sin excusas ni muestras de cansancio hasta el final, a morir con las botas puestas. El cansancio está ahí para todos. Es solo que los ricos, cuando están cansados, se retiran, mientras que los pobres nos reponemos con una buena siesta.

Algunos jóvenes lo quieren todo y ya, y cuando lo consiguen corren a refugiarse en la cueva, ese lugar sin flases donde nadie puede recordarles que tuvieron la mala suerte de alcanzar sus objetivos.

Los tiempos están cambiando, no cabe duda. Tanto, que ya no sabemos qué es más duro de digerir, si el éxito o el fracaso. Quizá lo más inteligente en estos tiempos sea pedir que nuestros sueños no se hagan realidad.

«Triunfar agota». Francisco Rodríguez Criado, El Periódico de Extremadura, 31/1/2024

Imagen del post: (Pablo-Iza), Pixabay

Relato de Francisco Rodríguez Criado: Sopa de pescado

Libro recomendado

Rebajas
Escritores españoles suicidas (ECU)
  • Mansilla Izquierdo, Fernando (Autor)
  • 3 frases hechas poco conocidas

    Por ejemplo, si decimos que en el partido de fútbol “se armó la de San Quintín”, nos referimos a que hubo una trifulca entre dos o más personas, o quizá muchas más. Toma su nombre esta frase hecha de la batalla que enfrentó a los tercios españoles, ingleses, alemanes y borgoñeses y el ejército francés.…

  • La importancia de la ortografía

    El Diccionario de la RAE ha recibido 1.000 millones de consultas online en los últimos doce meses. Esta cifra notable viene a contradecir un poco a quienes pensábamos que nuestro hermoso idioma es pisoteado a diario una y otra vez.

  • Recordando a Horacio Quiroga

    Repasando ciertos datos sobre el escritor uruguayo Horacio Quiroga (1878-1937), uno de los pioneros del cuento latinoamericano, he descubierto que su vida fue aún más dramática de lo que yo recordaba.

  • Impunidad en la noche (Pedro Menchén)

    Pero, más allá del periodo que exigió su redacción, ¿qué nos encontramos en Impunidad en la noche? En esencia, estamos ante una novela, ambientada en los años 80 del pasado siglo, que coquetea con varios géneros: el policiaco, el thriller, la novela de espías e incluso el teatro del absurdo.

  • Los libros no se venden

    Lo que le interesaba, tal como dejó claro en esa conversación, era saber si yo podía hacer algo para favorecer las ventas de su libro. No solo le dije que era poco lo que podría ayudarle en ese campo, sino que además le expliqué que los libros no se venden. Se lo dije tal cual,…

  • Esclavo de la Historia | Un relato corto de Francisco Rodríguez Criado

    Ese era su destino: luchar. Venía haciéndolo desde su primer día de vida. Con suerte, sí, pero a la vez con esfuerzo y sufrimiento. Y ahora estaba de nuevo en una situación límite. Viejo, cansado y ojeroso, se creía en el deber de seguir luchando. Por su vida y por la de su pueblo. ¿Pero…

Facebooktwitterlinkedininstagramflickrfoursquaremail

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *