Sobrevivir al diagnóstico

lumbago, sobrevivir al diagnóstico

Debemos asumir que nuestros hijos son hoy más susceptibles de tener problemas de personalidad que nunca: autismo, trastorno de déficit de atención o hiperactividad, problemas de sociabilidad, narcisismo precoz… Antes se zanjaba el tema definiendo al niño como “raro”. Este podía pasar el resto de su vida con esa clasificación escrita en la frente, sin más problema que el de sufrirse a sí mismo, pero en el siglo XXI el diagnóstico se depura hasta límites insospechados y hay tratamiento para todo menos para el miedo al diagnóstico. La vida actual es una amniocentosis sin fecha de caducidad.

Hoy los patrones psicológicos y conductuales se aplican con tanta urgencia, que antes de que les crezcan los dientes a nuestros pequeños ya sabemos que nos espera una paternidad complicada.

Sigue leyendo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...