Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Llevo varios meses leyendo las columnas de Álvaro Villanueva publicadas en El País bajo el título “Carta a mi hijo con discapacidad”. Y eso son precisamente sus columnas: cartas abiertas, escritas a flor de piel, dirigidas a su hijo Alvarete, que sufre síndrome de los genes contiguos, esclerosis tuberosa y poliquistosis renal, lo cual le ha obligado a pasar por el quirófano en innumerables ocasiones. No conozco al autor de estos artículos, pero sí a su mujer, Rocío, y al hijo de ambos, al menos de vista, pues asiste al mismo centro que uno de mis hijos.

Estoy al tanto, por las cartas que escribe el padre o por los testimonios de la madre, de lo duro que es criar a un hijo con necesidades especiales como Alvarete, un adolescente a quien sus padres adoran y aman sin fisuras.

Leo esas cartas abiertas sobrecogido, con un nudo en el estómago, empatizando con unos padres guerreros de familia numerosa (además de Álvaro, tienen otras tres hijas) que han de estar en el fragor de la batalla día a día, sin descanso. Las leo con pleitesía, admirando a esos padres coraje que nunca rechazan un desafío, que nunca dan su brazo a torcer, que hacen cuanto está en sus manos por ofrecerle a su hijo las mejores condiciones de vida posibles.

Álvaro Villanueva, el padre, es el creador y presidente de la Fundación Ava, que se encarga de ayudar a las personas con enfermedades raras, y a también a sus familiares. Y en esa lucha hemos de entender también esas estremecedoras crónicas personales publicadas en la prensa, rebosantes de humanidad, que nos enseñan a los lectores que nunca debemos dejarnos vencer por el desánimo.

La heroicidad de estos padres no encaja en los moldes de la novela, el cómic o los libros de Historia. Es una heroicidad doméstica, familiar, sin apenas foco, que ni se busca ni se rechaza, pero precisamente por eso es más valiosa. Es la lucha a mar abierto de unos padres fatigados que han consagrado su existencia a luchar contra los elementos. Contra eso, y contra lo que haga falta.

Francisco Rodríguez Criado, escritor y corrector de estilo

«Corajes» fue publicado en El Periódico de Extremadura el 7/2/2024.

© Fotografía: Familia de Álvaro Villanueva

Huérfanos

La comprensión lectora

Microrrelato de Francisco Rodríguez Criado: Escarmiento

Tennessee Williams en Tánger. Mohamed Chukri sobre el tejado de zinc

Pídeme un presupuesto de corrección de textos sin compromiso. Responderé en menos de 48 horas.

Libro recomendado

Rebajas
Escritores españoles suicidas (ECU)
  • Mansilla Izquierdo, Fernando (Autor)

Leer otros posts

Facebooktwitterlinkedininstagramflickrfoursquaremail

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *