Orfandad planetaria

Orfandad planetaria

Los investigadores han hallado un planeta parecido a la Tierra en la órbita de la estrella Próxima Centauri, a poco más de cuatro años luz. De aceptar el entusiasmo de los descubridores, deberíamos pensar que estamos ante un gran hallazgo. El planeta de marras, al que han llamado Próxima b, se encuentra a la vuelta de la esquina (¿qué son cuatro años luz, a fin de cuentas?) y, dicen, “podría ser apto para la vida”.

Algunos han puesto en marcha la imaginación esperando que este planeta sea el primer destino del primer viaje interplanetario. Ganas no faltan. El terrícola lleva decenios acusando cierta orfandad planetaria. Somos varios millones de habitantes, pero excesivamente similares. Algunos quisieran poder compartir agujeros negros con habitantes de otros planetas. Si nos aburrimos del cónyuge, el trabajo o la vivienda, ¿por qué no habríamos de aburrirnos de la humanidad entera? Necesitamos congéneres inéditos que alimenten nuestros estímulos desde lo desconocido. Han pasado siglos desde que Colón desembarcase junto a un grupo de indios en taparrabos tras hacer las Américas, y desde entonces no tenemos constancia irrefutable de otros alienígenas procedentes de mundos ignotos que hayan puesto los pies en este cenagal.

Ya sabemos cómo camina el terrícola, cómo respira, cómo ama y cómo odia. Un rollo. Necesitamos nuevas tendencias de humanos: seres de otros colores (verdes, grises), que hagan cosas llamativas (tripulen ovnis), dotados de una tecnología muy superior a la nuestra (la banda ancha de internet se nos queda corta) y que curen todas las enfermedades.

Los estudiosos se preguntan si el nuevo planeta será gemelo del nuestro. Dios nos libre. De ser así, en Próxima b estarán matándose los unos a los otros mientras se preguntan si a cuatro años luz el planeta Tierra, ese que vislumbran en la lejanía, será apto para la vida. Algo que yo mismo me planteo a veces.

Fuente de la imagen


Francisco Rodríguez Criado, El Periódico Extremadura, 12-10-2016

Fuente de la imagen

Francisco Rodríguez Criado es escritor y corrector de estilo y trabaja como redactor de contenidos para publicaciones de diversa temática. Su blog Narrativa Breve es uno de los espacios literarios más leídos en lengua castellana. El diario Down, testimonio literario sobre la paternidad y el síndrome de Down, es su último libro. (Web) (Facebook).

 

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.