La vida sin Cristiano

Algunos aficionados defendieron siempre que los goles que marcaba Cristiano Ronaldo jornada tras jornada los meterían otros compañeros si él no estuviera. La realidad desmiente los hechos: en la pasada liga, durante la sequía de Cristiano, sus compañeros no regaron el campo con goles. La presencia del luso, al contrario que el Cid ya fallecido a lomos de su caballo, asustaba menos al rival que a su propio equipo.

Pero hoy que Cristiano no está, ni vivo ni muerto, han resucitado figuras como Bale, Benzema y Marco Asensio, oscurecidos durante años a favor del máximo goleador del Real Madrid, esa alma inquieta a quien la más ligera sombra de su estrella le producía tristeza. Es posible, pues, que su marcha haya servido para revelar que más allá del astro portugués hay un equipo.  

No voy a desmerecer a estas alturas la calidad futbolística de Cristiano; sigue siendo para mí el mejor jugador del Real Madrid de todos los tiempos, por encima de Di Stefano. Pero tampoco vamos a negar que se hubiera convertido en una suerte de patrón ante el cual sus compañeros debían subordinarse. Tanto es así, que ayer se hizo raro, frente al Gerona, ver a Sergio Ramos y a Benzema lanzar los penaltis, algo difícilmente imaginable cuando el portugués tenía el mando.

 

Escuché hace poco decir a Maldini, una de las personas que más entienden de fútbol en este país, que la primera vez que vio jugar a Cristiano, cuando era un chaval, trabajaba para el equipo y no daba señales de que fuera a convertirse en un goleador brutal.

Cristiano es inseparable de su ego, de su ambición, de sus enfados infantiles, posiblemente porque sin ellos no hubiera llegado tan lejos. Así pues, por extraño que pueda parecer, los defectos personales de CR7 son responsables en parte de sus virtudes dentro del césped.

El Real Madrid de Lopetegui debe aprender a vivir sin el ego de Cristiano, sin sus rabietas… y sin sus goles.

Francisco Rodríguez Criado es escritor y corrector de estilo.

Artículo publicado en El Periódico Extremadura el miércoles, 30 de agosto de 2017).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.