Homeschooling

homeschooling

La vuelta al cole suponía el feliz reencuentro con los compañeros y amigos de pupitre. Allí estaban de nuevo los Ayúcar, los Romero, los Tovar, los Maya, los Sáez, los Quintanilla de turno. Hombrecillos como yo que no levantábamos un palmo del suelo, pero con unas ganas tremendas de comernos el mundo, simbolizado entonces en el patio del recreo o en las aulas. Por lo general más altos y más bronceados, regresábamos tras el verano a nuestra segunda casa con el deseo apremiante de emborronar los nuevos cuadernos y hojear los libros que pulcramente habíamos plastificado. La vuelta al cole era –lo diré ya– el regreso al paraíso, a ese lugar que compaginaba la competición deportiva con la fascinación por el aprendizaje, ese espacio donde dar rienda suelta a nuestra imaginación y a nuestras energías.

Quizá porque viví con tanta pasión aquellos años escolares que me ayudaron a formarme como persona, veo con desconfianza sistemas pedagógicos como el homeschooling, término anglosajón que podríamos traducir por “tú te lo guisas, tú lo comes”.

El proverbio africano “para educar a un niño se necesita a toda la tribu” queda pulverizado con este sistema que entiende la tribu como un enemigo público –ajeno al hipercontrol paterno– que podría favorecer que los hijos piensen de manera diferente a sus progenitores. El homeschooling parte de una idea jactanciosa y peligrosa: los padres, por el mero hecho de serlo, están capacitados para educar a sus hijos en todas las materias, sean las matemáticas, la gimnasia o la lengua. Y creen, además, que ellos pueden suplir con su encanto innato la camaradería con otros niños.

El aburrimiento y el gusto irresponsable por contravenir ciertas normas sociales es lo que lleva a estos padres compulsivos a negarles la escolarización tradicional a sus hijos. Un triste caso más en el que las ideologías chocan contra el sentido común.

 

Francisco Rodríguez Criado, El Periódico Extremadura, 7-9-2016

Fuente de la imagen


Francisco Rodríguez Criado es escritor y corrector de estilo y trabaja como redactor de contenidos para publicaciones de diversa temática. Su blog Narrativa Breve es uno de los espacios literarios más leídos en lengua castellana. El diario Down, testimonio literario sobre la paternidad y el síndrome de Down, es su último libro. (Web) (Facebook).


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Deja un comentario