Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Durante estas vacaciones he tenido una extraña relación con la plataforma de telefonía y televisión a la que estoy suscrito. Resulta que un par de días antes de dejar nuestra casa para salir de vacaciones, nos enviaron un decodificador nuevo con el que sustituir el antiguo. Cuando viajábamos en coche en dirección al norte me telefoneó la compañía para preguntarme qué tal me había ido la instalación de dicho decodificador. Le conté a la operadora que estábamos de viaje, y que al no encontrarnos en nuestra vivienda no podría instalarlo hasta nuestro regreso, una semana después. Les pedí que me llamaran en el plazo de una semana, y así lo prometieron.

Pero al día siguiente volvieron a telefonearme para preguntarme lo mismo. Mi respuesta, obviamente, fue la misma. Y al día siguiente, de nuevo la misma conversación. La operadora me informó de que me llamaría cada 24 horas. Ahí fue cuando me calenté. “¡¿Me va usted a telefonear cada 24 horas para que le explique lo que ya le he explicado hoy, que estoy a 600 kilómetros de nuestra vivienda habitual y que por tanto no puedo instalar el aparato?!”. La mujer respondió afirmativamente, contrariada por mi enfado. Al fin y al cabo, ella estaba siguiendo el protocolo. ¿Un protocolo para molestar a los clientes de la compañía cuando están de vacaciones? Sí, ese protocolo.

Mi percepción de que un absurdo protocolo rige nuestras vidas gana cada vez más fuerza. Como en el ejemplo que he puesto, muchas cosas carecen de sentido, pero las seguimos al pie de la letra, guiados por un extraño instinto de obediencia que nos impide pensar con espíritu crítico. De ahí que, a los ojos de la señora que contactó conmigo, yo fuera un inconsciente que no solo no aceptaba de buen grado dar la misma explicación vía telefónica cada 24 horas, sino que además se enfadaba por ello.

Haber leído a Kafka no me libra de sortear situaciones kafkianas; a lo sumo me sirve para detectar que vivimos presos en ellas.  

Francisco Rodríguez Criado, «El Periódico de Extremadura», 3/4/2024

Últimos posts

Facebooktwitterlinkedininstagramflickrfoursquaremail
Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *