Escritores que no leen

Escritores que no leen

Al poco de escribir mis primeros relatos cortos tuve la suerte de asistir a una tertulia literaria en el hotel Alcántara, en Cáceres, donde conocí a Julián Rodríguez, Agustín Villar, Liborio Barrera, José Antonio Llera… y posteriormente traté a gente como Miguel Ángel Lama, Antonio y Luis Sáez Delgado o Pilar Galán.  

Al principio, yo no hablaba, me limitaba a aprender en silencio. Fui un privilegiado al rodearme de personas tan preparadas que lo mismo disertaban de poesía, narrativa, filosofía o ensayo, o improvisaban debates sobre corrientes, autores, libros o revistas. Su mundo giraba, en cierto modo, en torno a la lectura.

Esa compañía tan ilustrada supuso un estímulo en mis inicios como escritor. Eran y son personas muy leídas a quienes conviene escuchar y leer. Y así pensé yo que debían ser los primeros pasos de un escritor: a golpe de lectura y, por qué no decirlo, de constante aprendizaje.

Pero ese modelo de escritor embrionario que se nutre de sus mayores, ay, ha saltado por los aires. Muchos de los miembros de la nueva hornada de autores de hoy comparten una sospechosa característica: leen muy poco o, directamente, no leen. Es más, son legión –basta darse una vuelta por ciertos foros de Internet– los que opinan, muy exaltados, que escribir faltas de ortografía no le resta valor a su obra literaria, pues lo importante es lo que proyectan en el lector (imaginemos lo que puede proyectar en un lector avezado tener que sortear numerosos errores gramaticales en un sola página).

A muchos nuevos escritores les preocupa más su proyección personal que la literatura en sí. Lo diré: para estas personas la literatura comienza y termina en su obra, hasta el punto de que leer libros ajenos les resulta una pérdida de tiempo.

La democratización del acceso a la edición nos ha traído a excelentes escritores, pero tristemente también un abaratamiento de la sufrida literatura.

Francisco Rodríguez Criado

Artículo publicado en El Periódico de Extremadura, 15/2/2022

RebajasBestseller No. 1 Apple iPhone 11 (64 GB) - en Blanco
RebajasBestseller No. 2 Apple iPhone 8 64GB Oro (Reacondicionado)
RebajasBestseller No. 3 Apple iPhone XR 64 GB Blanco (Reacondicionado)
La privacidad regalada, artículo, Rodríguez Criado

La privacidad regalada

El matiz rosa de casos como el de Tamara Falcó me interesa poco, pero sociológicamente…
Leer más
Walden, Henry David Thoreau, Francisco Rodríguez Criado

Envidia de Walden

A veces me planteo si merecería la pena apartarme de la civilización, hacer un Walden…
Leer más
Francisco Rodríguez Criado, síndrome de Down, ABC

¿Adónde vamos?

A ChicoChico le gusta dar largos paseos con su padre, y a mí me gusta…
Leer más

Cristiano Ronaldo, recapacita o vete

Cristiano Ronaldo
Fuente de la imagen

Cada vez que un futbolista es acusado de defraudar a Hacienda, el presidente del club tiene que hacer el papelón y defender su inmaculada inocencia. Ocurrió con Messi y ocurre ahora con Cristiano, que amenaza con abandonar el Real Madrid porque, dice, se le trata como a un delincuente.

Las declaraciones de Florentino me han parecido acertadas. Desde un punto de vista institucional, poco más podría decirse sin caer en el ridículo. ¿O acaso un jugador de la casa puede engañar a Hacienda y quienes pagamos su ficha, no? ¿Por qué debe posicionarse el presidente en un tema personal que no es de su incumbencia? Si Cristiano ha cometido algún delito fiscal –o despiste fiscal, por ponernos navideños–, ha de ser él y nadie más quien rinda cuentas ante la Justicia.

Sigue leyendoCristiano Ronaldo, recapacita o vete

En el adiós de Pablo Ráez

En el adiós de Pablo Ráez

Algunos piensan que la expresión «luchar contra el cáncer» es una exageración, que no es necesario luchar, que ya lo hace la medicación por ti. Qué poco saben. No saben que siempre tienes la posibilidad de arrojar la toalla, decir hasta aquí hemos llegado, la vida no merece tanto esfuerzo, ¡a la puta mierda todo!

Yo lo hubiera hecho en la última sesión, cuando iba vomitando por los pasillos, antes incluso de sentarme en aquel potro de tortura durante seis horas, cuando morir hubiera sido una bendición. Antes de que pensara que no podría con ello, antes de regresar a casa para postrarme durante cinco o seis días, incapaz de comer nada, de hablar o incluso de desear.

Sigue leyendoEn el adiós de Pablo Ráez

El enigma de Donald Trump

Donald Trump

En las próximas semanas Estados Unidos se debate entre elegir para la presidencia del gobierno a una candidata floja o a un pésimo candidato. Susto o muerte. El asunto no es baladí, si tenemos en cuenta que en Washington se dirime en cierta medida el destino del mundo entero.

Nos gustará más o menos, pero es razonable que Hilary Clinton opte a la presidencia. No solo trabajó duro en la candidatura de su marido, sino que además ella misma se la disputó años después a su compañero de partido y actual presidente, Barack Obama. Sin embargo, es una incógnita saber qué demonios hace Trump en ese berenjenal. La incógnita no es por qué este hombre sin bagaje político, sin educación ni modales, intelectualmente tan básico, quiere ser presidente, sino por qué millones de ciudadanos están dispuestos a concederle semejante capricho.

Sigue leyendoEl enigma de Donald Trump

Reseña de ‘El diario Down’, por Ricardo Martínez Llorca

El Diario Down, Revista de Letras

Insisto: no puedo estar más contento: hay reseñas sobre El diario Down casi a diario. Y, además, hoy es la segunda vez que un reseñista dice que el libro le recuerda a Kenzaburō Ōe, premio Nobel de Literatura en 1994. ¿Se pude pedir más? 🙂

El diario Down, de Francisco Rodríguez Criado, no entra dentro del testimonio del yo, porque es el yo quien cultiva la enfermedad; el yo de esta obra testimonial padece dolor, pero es lo bastante inteligente como para reconocer cuáles son los límites de su sensibilidad y no practicar el sufrimiento. El narrador es el padre de un niño con síndrome de Down. En ese aspecto, de igualarse a alguien sería a Kenzaburo Oé.

Os dejo la reseña completa de Ricardo Martínez Llorca, publicada hoy, 13-6-2016, en Revista de Libros con el título de «Un baño de realidad».

Reportaje sobre el síndrome de Down, en ABC

Francisco Rodríguez Criado, ABC, El Diario Down
El escritor Francisco Rodríguez Criado y su hijo «Chico», en ABC

Hoy salgo con Chico en las páginas centrales del diario ABC, en la sección Familia, en un estupendo y necesario reportaje de Carlota Fominaya sobre la trisomía 21 (síndrome de Down), estudiada en el ámbito familiar.

El reportaje recoge las impresiones de Eva Rubio Guzmán, profesora de la universidad de Comillas y madre de una niña de 10 años con el síndrome de Down, y las mías, en calidad de padre de Chico y autor de ‘El Diario Down’ (Tolstoievski, 2016). En página impar se desarrolla una tesis doctoral de Teresa Vargas Aldecoa, que se nutre de los testimonios de 352 madres de niños con el síndrome de Down. «La mayoría relata incapacidad de los profesionales sanitarios para dar la primera noticia».

Sigue leyendoReportaje sobre el síndrome de Down, en ABC