Un planeta errático

Este es un mundo lleno de errores. Le dan un premio Óscar a una película que no lo ha ganado, ponen en libertad a hombres que acaban asesinando a sus exparejas, se muere de leucemia un joven de veinte años que se bebía la vida a borbotones, eligen de presidente del país más poderoso del mundo a un hombre a quien el colegio médico tacha de loco narcisista. Y, por si fuera poco, los árbitros se equivocan –a decir de san Piqué– a favor del Real Madrid, que ya es mala suerte para alguien, como le ocurre al defensa del Barça, que además de santo no se equivoca nunca. (“Puedo perdonar todos los errores, menos los míos”, dijo Catón).

Sigue leyendo

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...